El cuervo maldito

Habiendo recorrido mil caminos tomó el que implicaba emoción, el que conllevaba una serie  de cambios en su persona que pensó podría controlar, día tras día fue firme en esa vía, transformándose como el cisne en negro, como el corazón en frío, como  el día en anochecer, vena por vena, poro  por poro, intensión por intensión, mientras tanto ese cambio se hacía espacio en su vida, trataba de escalar montañas y de legar tan lejos se pudiera, pasando por encima de quién  fuera, aunque orgulloso del nuevo panorama, y de las miles de formas de ser, todo beneficio conlleva un precio, tratando miles de veces de desviarse de su camino para alcanzar algo que es su camino sólo estaba lleno de oscuridad “felicidad”, nunca dentro de ese camino la alcanzaría, cuando menos lo imagino ya veía el piso muy abajo y cada vez más lejos, sin darse cuenta, cuando quiso tocar el piso, ya no era posible, unas alas lo elevabanzera ahora un hermoso, dañino, maldito cuervo, que aunque deseando ser bueno ya no era posible, solo leves destellos de blancos salía  de su diminuto pecho, tras meses así agonizando, buscaba de a poco en poco quién pudiera ayudarle, pero al decirle que era lo único que lo salvaría, se sintió tan ruin, no podía sentir eso que lo salvaría… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s