Sin ideas 

 

“Para los creativos es una sequía, para los curiosos es falta de sorpresa, para los inquietos es exceso de silencio”

 

Un día me hallé aburrido de lo mismo, de la monotonía del transporte, la misma gente, los mismos rumbos y por si fuera poco tenia en mente un puñado de pendientes por vivir, hace ya dos días que había hecho una clasificación de cosas que tenía que hacer y entre ellas estaba  viajar, volver a pintar, también retomar mis acuarelas, reincidir en el tema de escribir poemas, reconsiderar la oportunidad de leer sobre ciencia o  temas del universo, verdaderamente me encontré en una situación  extraña , algo estaba pasando ¡estaba cansado!, era un estado mental, situación en la que nos vemos muchas personas, para los creativos es una sequía, para los curiosos es falta de sorpresa, para los inquietos es exceso de silencio, yo me sentía de las tres formas, así que me pregunte ¿qué es lo que está pasando?, pero no tenía respuesta, me sentía serio, sobrado, relativamente sin algo interesante que ver, que sentir, que probar, que ser, y vaya que se conscientemente que hay millones de posibilidades para conocer,  y esto me llevó a saber que a veces hace falta estar vacío para comenzar a llenar el mismo, que en ocasiones sucede que estamos confundidos para saber de verdad que se necesita, tal vez podría  ser algo sencillo, porque a veces nuestro error es que queremos subir la cima sin  esperar a que llegue peldaño por peldaño, esto para los que la paciencia la manejamos en un nivel 50/50.

 

Así que necesitamos espacio, tal vez  reconsiderando que tenemos una vida por delante, como es bien sabido soy un eterno enamorado  de los recuerdos, y a veces cuando no hay una razón aparente para sobresalir o inspirarme cuando me siento bloqueado, me tomo de uñas y dientes de mis recuerdos y con esto me refiero a que todos esos momentos  buenos, increíbles, en que yo tuve una sonrisa en la cara, fui capaz de agradecer, esos momentos que impactan de manera grandiosa en la  vida de cada persona, cuando nos sentimos honestos y puros con la vida; ese delicado y a veces efímero momento dónde nos sentimos invencibles, reyes de la vida, del mundo y sabemos que podemos ir por más, me amarro de esos momentos, de  la alegría, el gozo , la ducha y permito que traspase  a actualidad y me llene de energías.

 

¿Has tenido momentos de sequía?, ¿has devuelto tu mente a esos momentos en que te sentiste tan tú?

Cuéntame.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s