La carta que me emocionó 

La carta que me emocionó 

Me disponía a cerrar un ciclo en mi vida, con lágrimas, sollozos y una decisión firme,  sin decir nada, sin darme la oportunidad de obstruirme el camino con egos, orgullos y tonterías, dispuesto a disfrutar del duelo…

Esa tarde me encontré con un link, que ya había visto varias veces pero que no había abierto por una u otra razón y me encuentro con esa carta de la escritora Isabelle Tessier, comencé a leer, me ha  asombrado la madurez y el toque de ternura en su composición, la delgada línea entre la libertad y las ataduras, entre estar y sentir el respaldo de una persona, sentí la calma con  la cual la escritora se sentó y llena de emociones redactó cada palabra cuidando detalles para no dejar algún cabo suelto.

Ahora hablaré de mis partes favoritas y lo que me han inspirado:

“Quiero que hablemos en la cama por la mañana de todo tipo de cosas, pero algunas veces por la tarde; quiero que cada uno haga lo que quiera durante el día”.

Desde que leí esta carta recordé esas veces en que imagino que la persona con la que decida compartir mi vida, amare ver su cara por las mañanas y que nos quedemos en cama pensando el uno del otro, que nos digamos mil cosas sobre nosotros, sobre tonterías, sobre su cabello, su piel, el amor, lo que haremos en verano, lo que leeremos, después un beso ensordecedor y tal vez partir a nuestros rumbos, sino es día de labores,  hacer cosas que amamos, de esas  que nos hacen ser nosotros mismos y así respirar de mi entorno, y al regresar a casa saber que ahí estará en la puerta y que al dormir nos abrazaremos con tanto amor.

 “Quiero que nos riamos mientras hacemos el amor. Que empecemos a reírnos porque estamos probando cosas nuevas”.

El amor  merece reinventarse y celebrarse, tal vez esta carta exija el hecho de no entrar en monotonía, de cada día ser uno diferente, creo en la teoría de no ser el mismo, que tenemos personalidad múltiple, que podemos ser un personaje distinto, y de ahí explorar nuestras posibilidades, reír con una persona, es esa curiosidad oculta, yo por ejemplo cuando veo reír a una persona, veo a su niño, veo quién es realmente; en realidad la forma en que compartimos con nuestra pareja y el hacer cosas nuevas y aún así tener la confianza(lazo fuerte) de saber que esas cosas nos ayudan a ser felices, nos sitúa en una zona muy rica en el amor y en el desarrollo de nuevas oportunidades, de innovar.

“Quiero que me cuentes tus planes, esos que no tienen ni pies ni cabeza. Quiero sorprenderme diciendo: “Coge tu pasaporte, que nos vamos”.

¡Anda ven, cuéntame que harás en ese viaje, muero de curiosidad, dime que piensas ponerte! , ¿podré ayudarte a elegir?, ¡di que sí!, jajaja ¿no sabes en qué lugar dormirás?, ¡que locura! ¿Y podrás leer todos esos libros en la choza de tu padre?- me llegan a la mente esas frases que diría, jajaja, tener emoción y felicidad por el otro, sé que las partidas no son tan alegres, pero tener esa apertura de ese tiempo que podremos ocupar en nuestras aficiones, es algo increíble, tener ese tiempo disponible; emocionarse por huir, amo el que alguien diga ¡vámonos!, el arte de no saber a dónde ir, pero saber que iremos juntos y explorar el mundo en todas sus formas y el dinero ¡bah, es lo de menos! explorar la ciudad, y cuando tengamos posibilidad irnos lejos, pasar la noche viendo las estrellas, jugando a que no nos conocemos, definirnos totalmente , gozar del aire y  de nosotros.

 “Quiero tener vida de soltera contigo. Porque nuestra vida de pareja sería igual que nuestras vidas de solteros de ahora, pero juntos.”

 La parte que define y da el toque final a la carta, estar soltero es compartir la vida contigo y al estar en pareja compartes con alguien más, solo que te abres a un nivel más profundo  y das más de ti,  dar a tu vida un toque especial de la mano de alguien, implementar a tus horas actividades que te sugiera, encontrar en sus recovecos opciones que no conocías, amarte tal cual eres, y que esa persona te amé igual, sentir esas cosquillas  por verle, llamarle o mandarle un mensaje curioso, libremente y sin ataduras. 

 

Siento que en el desarrollo que he impuesto a mi opinión y la inspiración que me dio el texto, hay romanticismo, el no perder la esencia, y conservar la compañía como algo que nos hace mejores seres humanos, capaces de dar, sin miedos, y con la libertad de ser.

 

¿Y ustedes que opinan?, ¿les ha gustado la carta o no y por qué?  Pueden leer la carta completa en el sitio:

http://www.huffingtonpost.es/isabelle-teissier/quiero-estar-soltera-pero_b_7932094.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s