Sin ti (un bucle desaparecido) 


Todas las noches en mi haber, debajo de la cama estaba ese impetu de volver a ti, no hay herramienta humana que me devuelva, pero tengo un conocimiento “el universo onírico de los sueños”, ahí pude crear un bucle, lo suficientemente fuerte para cada noche al caer mis párpados y que al abrirlos de nuevo estuviera en ese hotel donde nos conocimos, recuerdo que la primer vez yo temblaba de nervios, veía la alfombra roja de terciopelo, la cortina me asustaba, sabía que detrás de ella estaba la ventana, aquella dónde voltee a ver a la gente transitando la calle del centro y enseguida sabía que sonaría el teléfono, sentí ñañaras dentro de mi, brinque al recordar que había terminado de cambiarme, después de una ducha, la recepcionista me dijo que alguien subiría  accedí, esto era tan extraño, sentí algo de inestabilidad, sonidos raros pero me enfoque, sabía que eras tu, debajo de la rendija vi tu pantalón, era una locura nuevamente, presa de los nervios abrí la puerta, y ahí estabas con una vibra y un aroma que me enloqueció, desde ese día nunca olvide esa sensación  y ahora cada que pasa por mi ese aroma, me transporta a ti y a cada instante. 

Pasas te veo a los ojos, eres algo tan distinto, veo tu boca con el ímpetu de besarme, pero mi confusión me hace dar vuelta, dices que me veo tan diferente, algo me provoca verte, y en ese instante siento una ráfaga de viento, volteamos a la ventana, todo transcurre tal cual,nos hemos dado tantos besos que estamos tan aleccionados a enamorarnos de una manera tan fuerte, se refleja cuando estoy abrazandote por detrás mirando a la ventana, es un momento increíble que toda mi vida voy a recordar,  nos tomamos de la mano y nos decimos que eran tantas las ansias de vernos, que llevábamos tanto deseando este momento, que las fotos ha  sido tan misteriosas, “Te quiero”  cierra el pacto, abre sus ojos y tocando si nariz descubro que ese es su punto débil, sonrío cada vez que lo intento le gusta, se ha hecho  tarde y me invita a salir a dar una vuelta, la gente es muy amable, comemos riquísimo, pero el cielo ya indica prisa, así que volvemos y es el momento más difícil se que dentro de poco terminara, me dice que debo irme, algo me dice que no me vaya, no quiero irme, pero nos besamos más de lo que hablamos, en instantes para todo como un universo paralelo, en el que veo sus fotos aunado a mis ansias de quedarme, en un momento que quedó grabado en mi mente, bajamos por el elevador, nos besamos con felicidad y una foto hace culminar todo, y así todos los días son 26 de Junio. 

Hace tiempo que ese bucle desapareció, por diminutos segundos me ciega la mirada, es como si en mis labores, de pronto percibo algo y en mi mente veo la alfombra, el baño, el espejo, nos vemos sentados en la alfombra. 

Realmente no sé qué sucedió con mi bucle, tal vez debía seguir…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s