Un mal día

De la mano de un terrible dolor de cabeza me vino de improviso algo de inspiración, vengo a rendirla a sus ojos.

Unisono de voces cobija mis palabras, letras perdidas en un mar de palabras hostiles, ahogadas entre extraños sonidos y familiares aullidos, no estás aquí, no importan tantas palabras muertas o las marchitas maneras en las que te sueño, tampoco existe el resto, lo que queda es una tétrica representación de lo que recuerdo, malversada por mis importunos pensamientos, desde ti estoy ciego, o casi ciego, solo se ve mi sombra, deambulando en mis desiertos de bolsillo, ahogándose en un vaso de agua, desiertos de tierra árida, aguas inmensas, desiertos infinitesimales, con islas, como piedras, esparcidas como corazones rotos.

Viene de mi blog, me dije que no publicaría ningún texto en ambos blogs, pero que más da.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s