¿Qué elijes ser tú? 

“En la vida debes ser tiburón,para decidir ante que presa afilar tus dientes, tener la diplomacia  de saber  cuando rondar sin ser percibido y cuando atacar, sirena para fluir  con  la corriente y tener la paz suficiente para escuchar el canto del viento, lobo para tener la vista en un objetivo y la precisión de llegar a un rumbo fijo y dragón para sacar el coraje que hace lograr lo inimaginable e increíble “

El camino que formamos. 

Recorremos un camino tal vez largo, o a lo mejor corto, pero nuestro porvenir siempre es una incógnita, entre rosas y espinas, entre terreno árido y lluvias que desatan cataclismos, la revolución en nuestra mente siempre está ahí  preparando batallones para atacar a los nervios, alistando muñiciones para tomar la calma ante lo imprevisto, se acerca el enemigo: 

Indecisión, temor, pena, vergüenza,etc. 

Luchamos  día con día para y por nuestro objetivo, del cual muchas veces no conocemos mucho, no siempre está claro, a veces hace falta  un poco de introspección, de analizar que  es lo que realmente se necesita para sentirnos realizados,siempre preguntan ¿cómo  ser felices?, ¿pero que no es más importante la realización?, ¡tal ves es muy delgada la línea entre sentirse dichoso y ver que tus objetivos se han concretado!, un trabajo personal, tener a un lado lo que me hace sentirme bien y por otro lado lo que deseo alcanzar y también hay una herramienta motivante , podría proponer antes que plantearme objetivos y metas, ver hacia atrás a manera  de motivante, y veo que he logrado, que he alcanzado, y mis mejoras mis puntos importantes y la manera en que he avanzado más. 

Sabemos que la tempestad ante lo desconocido es inminente, depende cada quién si rueda con los remolinos o se deja llevar, cuestión de actitud. 

¿Qué opinas de las tormentas? 

¿Cómo contrarrestas sus efectos? 

El mundo imaginario de un escritor. 

Nacimos  me un tiempo extraño, vemos cada que nadie ve, que los ilustradores no ven, que los diseñadores no pueden ajustar a un patrón, que los demás oficios y profesores no pueden entender, nacimos  con un don de decir de una manera real y verdadera la simplicidad de la vida, los errores comunes que cometemos, describiendo a ciencia cierta las cualidades que nos mejoran y en las que pocos trabajan, somos los bichos raros de las conversaciones, todos creen que tratamos de encajar  pero lo cierto es que no nos interesa, por que somos amantes  de la soledad y por lo mismo cuando deseamos compartir con alguien más esa soledad, me destantean y se van, pasa comúnmente, a veces nosotros nos alejamos, pero sólo es un poco, por que necesitamos espacio, lo necesitamos,  es como el oxígeno que nos da la pauta para dar todo en nuestras palabras. 

Existimos en tiempos extraños dónde cuando nos leen, se admiran y al mismo tiempo se preguntan que somos, es curioso y gratificante ser como somos, y más cuando logramos cambiar la perspectiva en una persona y su visión ha cambiado. 

Nuestro mundo es vasto de ideas, de cuestiones, posibilidades, siempre hay un par de zapatos para recorrer los caminos que queramos, siempre dispuestos a guardar emociones, recuerdos, y hasta objetos raros, y que decir de papeles llenos de letras sin inicio no fin, somos unos seres tan sigilosos que podemos oler las intensiones de los demás, otras veces somos camaleones, somos buenos y somos malos, cuando es conveniente neutrales, escribir  es uno de los deportes más riesgosos, conlleva tantas sensaciones que nos llevan  por terrenos insospechados de nosotros mismos y hasta de la vida de los demás, ¡que maravilla!. 

Pero trabajar con emociones como los psicólogos es como sembrar cualquier semilla y no saber que va a crecer, una idea es un cáncer, que crecer,  se esparce y define, es como un virus que puede llevarte a la destrucción o al éxito;ese poder ejerce una imagen, un texto, un detalle, una pieza musical, todo aquello detalle por sencillo que parezca cuenta como motivo para crear. 

Carta de reproche 

¿De qué a válido ser la buena persona que era? Si yo sólo quería amar a manos llenas y no permitir que te alcanzará un destino irrelevante, si yo sólo deseaba darte mis más limpias horas, mis más sinceros poemas que he guardado en el cajón ¿y ahora qué? me he convertido en un demonio extraño, en un principe feliz que no le ve fin a su reinado, cuando en primera yo no queria ser príncipe, hubiese dado todo con tal de que pudieras ver que mi generosidad podía generar mejores oportunidades para los dos, pero no,tenias que impregnar mi corazón de tonos eextraños , pero tu así lo quisiste, por que yo veía que tenias capacidad de amar. 

Ahora solo estoy afilado como puercospin, no permito que nadie pase  a mi corazón que dañaste e hiciste pedazos, ahora sólo estoy frío como hielo, tras capas y capas que ayudaste a generar, ahora eres tu quien me ve y no me reconoce, estoy tan frío que ni la mano puedo estrecharte, estoy invernando y no sé, realmente cuando pueda alguien o algo llegar a descongelarme¿Ahora no sé qué me pasa?  Estoy como dice un poema de Borgues “Etre la lujuria y la consciencia”,no sabiendo como proceder y en algunos casos sin miedo a nada siendo cómo tu, un interés por delante y sin detenerme hacer sin pensar… ¡Este no soy yo! . 

A veces siento que es divertido ser así  hacer sin sentir, ser sin pensar, actuar sin remordimiento, sin pena ni gloria y sonreír de maldad. 

¿De qué a válido ser así? 

Sin ideas 

 

“Para los creativos es una sequía, para los curiosos es falta de sorpresa, para los inquietos es exceso de silencio”

 

Un día me hallé aburrido de lo mismo, de la monotonía del transporte, la misma gente, los mismos rumbos y por si fuera poco tenia en mente un puñado de pendientes por vivir, hace ya dos días que había hecho una clasificación de cosas que tenía que hacer y entre ellas estaba  viajar, volver a pintar, también retomar mis acuarelas, reincidir en el tema de escribir poemas, reconsiderar la oportunidad de leer sobre ciencia o  temas del universo, verdaderamente me encontré en una situación  extraña , algo estaba pasando ¡estaba cansado!, era un estado mental, situación en la que nos vemos muchas personas, para los creativos es una sequía, para los curiosos es falta de sorpresa, para los inquietos es exceso de silencio, yo me sentía de las tres formas, así que me pregunte ¿qué es lo que está pasando?, pero no tenía respuesta, me sentía serio, sobrado, relativamente sin algo interesante que ver, que sentir, que probar, que ser, y vaya que se conscientemente que hay millones de posibilidades para conocer,  y esto me llevó a saber que a veces hace falta estar vacío para comenzar a llenar el mismo, que en ocasiones sucede que estamos confundidos para saber de verdad que se necesita, tal vez podría  ser algo sencillo, porque a veces nuestro error es que queremos subir la cima sin  esperar a que llegue peldaño por peldaño, esto para los que la paciencia la manejamos en un nivel 50/50.

 

Así que necesitamos espacio, tal vez  reconsiderando que tenemos una vida por delante, como es bien sabido soy un eterno enamorado  de los recuerdos, y a veces cuando no hay una razón aparente para sobresalir o inspirarme cuando me siento bloqueado, me tomo de uñas y dientes de mis recuerdos y con esto me refiero a que todos esos momentos  buenos, increíbles, en que yo tuve una sonrisa en la cara, fui capaz de agradecer, esos momentos que impactan de manera grandiosa en la  vida de cada persona, cuando nos sentimos honestos y puros con la vida; ese delicado y a veces efímero momento dónde nos sentimos invencibles, reyes de la vida, del mundo y sabemos que podemos ir por más, me amarro de esos momentos, de  la alegría, el gozo , la ducha y permito que traspase  a actualidad y me llene de energías.

 

¿Has tenido momentos de sequía?, ¿has devuelto tu mente a esos momentos en que te sentiste tan tú?

Cuéntame.